Casa 3×3 – Una ruina habitada

© Manuel Cerda

 

Una ruina habitada. Una matriz ubicua de espacios homogéneos e indiferenciados esperan a un habitante que lo habite. Junto a Raquel Sola y Alejandro García (Cruxflux) hemos realizado esta  vivienda en Requena.

Desde su inicio, nos viene la idea de que estamos haciendo una casa para el siguiente cliente a éste, realmente. O al siguiente del siguiente, y así infinitamente, como en un cuento Borgiano. Hacemos, según O.Fogué, ciencia ficción. El arquitecto intenta definir científicamente algo que nunca sabe qué vida real tendrá. Situaciones futuras, ficticias.”

La vivienda se entiende como agrupación de 30 “cajas-ruina” idénticas y sin uso, apiladas siguiendo criterios “atemporales” (orientaciones, enfiladas, gradación de privacidad, circulaciones, vistas y la cambiante relación con espacios exteriores) generando así diversas situaciones.

Posteriormente, el usuario, con la estrategia del cangrejo ermitaño, “habilitará” los espacios con instalaciones menos duraderas. Como si estuviera conquistando un edificio preexistente, de carácter intemporal.